CONSERJES Y PORTEROS MADRID

 

PRESUPUESTO SERVICIOS DE CONSERJERIA EN MADRID


Ahora puede pedir presupuesto sin compromiso.


CONTACTAR

NO SOLO SERVICIOS de CONSERJERIA:



SERVICIOS

CONSERJERÍA

Conserjería y control de accesos en comunidades de propietarios. El conserje se encarga del...


SERVICIOS

LIMPIEZA

Limpiezas generales. Primeras limpiezas de edificios. Mantenimiento de los mismos. Despachos y...

SERVICIOS

RECEPCIONISTAS

Recepcionistas bilingües y Auxiliares de Servicios en centros públicos y privados. Para eso contamos...


SERVICIOS

JARDINERÍA

Diseño de jardines . Mantenimiento de los mismos. Viveros asociados conforme al gusto del...

 

PRESUPUESTO SERVICIOS DE CONSERJERIA EN MADRID


Ahora puede pedir presupuesto sin compromiso.


CONTACTAR

CONSERJES Y PORTEROS MADRID

La primera pregunta que puede surgir respecto a este titular es si existe alguna diferencia entre un conserje y un portero. En este sentido, se ve como algo similar, por que ambos puestos de trabajo se desempeñan dentro del sector de la conserjería, aunque un análisis en profundidad nos hará ver que cada uno tiene sus funciones, aunque compartan algunas.

A continuación, ilustraremos a nuestros clientes con algunas semejanzas y diferencias entre ambas figuras, con el objetivo de saber a ciencia cierta, qué figura se necesita en su comunidad, y que funciones se podrán exigir o no a cada uno por contrato.

El objetivo de esta explicación no es otra sino esclarecer que los servicios de un portero o un conserje, siempre estarán siendo avalados por la experiencia y el conocimiento necesario para poder incorporar todas esas vivencias al orden normal de nuestra empresa de conserjes en Madrid, dedicada en cuerpo y alma a los porteros y conserjes madrileños.

¿EXISTEN DIFERENCIAS ENTRE UN PORTERO Y UN CONSERJE?

La respuesta es sí, existen ciertas diferencias a nivel funcional, y conocerlas nos ayudará a hacer entender a los clientes sobre la necesidad de una u otra figura para el desempeño de las funciones que considere en su comunidad.

En primer lugar, el portero es la figura del tradicional encargado de la puertas de los edificios, que con su uniforme abría y cerraba la puertas a los propietarios e inquilinos, que ayudaba a subir las bolsas de l compra, y que repartía el correo casa por casa.

Ahora la figura del portero no ha dejado de hacer todas esas tareas, sino que se complementan de alguna manera con el resto de actividades que se realizan en una comunidad de propietarios.

El portero, además, normalmente vive en el mismo edificio que regenta, es decir, tiene asignado un primer piso o un piso bajo, y está siempre pendiente de todas las vicisitudes y necesidades urgentes que puedan acontecer en una comunidad de vecinos.

Por el contrario, un conserje es personal ajeno a la comunidad, que cumple un horario y unas horas de trabajo semanales, por las que cobra un sueldo. Seguramente, un conserje no pueda estar disponible si un vecino necesita que se le cambie una bombilla, por poner un ejemplo, y en cambio un portero si podría hacerlo, aparte de por la relación más estrecha que tiene con los vecinos, por que el tiempo lo distribuye de otra manera.

FUNCIONES DE UN PORTERO A DIFERENCIA DE UN CONSERJE EN MADRID

De una manera más pormenorizada, vamos a ver las funciones de un portero en un edificio cualquiera de la comunidad de Madrid.

En primer lugar, hay que hacer la apreciación de que tanto conserjes como porteros comparten ciertas funciones, tal es el caso de la apertura y el cierre del portal, de la recogida de los cubos de basura de la vía pública, son los encargados de recibir la correspondencia, y encienden y apagan las luces y la calefacción cuando se considera necesario.

De manera particular, el portero tendrá unas funciones más de imagen de la comunidad, al mismo tiempo, que destaca por su actitud más pasiva frente al resto de actividades que un conserje puede desarrollar.

Un portero seguirá teniendo ese toque de tradición en su forma de gestionar sus rutinas diarias, y además considerará su trabajo un estilo de vida, ya que al vivir y compartir comunidad con el resto de propietarios, no solo es el portero de la finca, sino que también es un vecino más.

Hoy en día la figura del portero queda relegada a una minoría de comunidades, en las que sin dejar de desarrollar su trabajo, están orientadas al mantenimiento y el cuidado del inmueble, para lo que se harán las acciones pertinentes por parte del portero, para seguir viviendo cómodos y tranquilos.

Otro factor que también influye en las funciones de un portero es, la actitud que disponga frente a su puesto de trabajo, que bien lo pude considerar una forma de vida, o por el contrario, puede que se involucre tanto con su comunidad, que en ciertas ocasiones tome partido para algunas decisiones.

En nuestra empresa de conserjes en Madrid, nos preocupamos para que las personas que contratemos como porteros o conserjes, adopten la actitud que nos ha definido siempre, y la conserven hasta el final de sus días con nosotros.

LA TRADICION DE LA CONSERJERIA EN LA FIGURA DEL PORTERO EN MADRID

Como ya se ha comentado anteriormente, se puede afirmar que el portero es la figura de la tradición en el mundo de la conserjería en Madrid, ya que aporta la templanza y el don necesario para que los resultados que se obtengan, fruto de su trabajo diario, estén en la misma línea que Ireniel quiere para todos sus clientes.

Con esto lo que se quiere decir, es que aunque se hable de tradición, antigüedad y estilo clásico, para nosotros como expertos en temas de conserjería, la figura de un portero va a ser tan fiable como la de un conserje. La única diferencia va a estribar en las funciones y el tipo de contrato que se tenga acordado con cada uno de ellos.

La profesionalidad y el rigor de nuestra manera de trabajar, siempre van a estar presentes en todos los empleados que formen parte de la plantilla que cedemos a distintas comunidades de vecinos para ejercer las funciones que cada uno tenga asignadas.

FUNCIONES DE UN CONSERJE EN MADRID

Un conserje en Madrid, a diferencia de un portero, se encargará de cumplir con sus funciones estipuladas por contrato, entre las que comparte con el portero las mencionadas anteriormente:

  • Apertura y cierre del portal.
  • Recogida de cubos de basura de la vía pública.
  • Encargados de recibir la correspondencia.
  • Encargados de encender y apagar luces y calefacción.

Además de esas funciones compartidas, un conserje estará fijo en su lugar de trabajo, y gestionará su tiempo de una forma eficaz, es decir, estará visible en las horas en las que haya más tránsito de personas en las entradas del edificio, y en caso de necesidad, no podrá atender peticiones personales de vecinos, si en esos momentos, deja desatendida alguna de sus funciones fijas, como la supervisión de la comunidad en general, o la reparación de ciertos aspectos imprescindibles para los vecinos en sus rutinas diarias.

Por otro lado, también incluimos todas las funciones que de una manera desinteresada cualquier conserje o portero puede ejecutar, siempre con la idea clara de una actitud de servicio y disponibilidad a los clientes, que encumbren aún con más fuerza, la imagen de Ireniel, como empresa de conserjes y porteros en Madrid.

CONTROL DE ACCESOS EN CONSERJES Y PORTEROS MADRID

Al fin y al cabo, la función principal para la que están destinadas los porteros y los conserjes que formamos dentro de nuestra disciplina de trabajo y eficacia, la cumplen todos a rajatabla.

El control de accesos configura una mayoría importante de las funciones de este tipo de profesionales de las vecindades, donde recae en ellos ciertas responsabilidades que no se deben pasar por alto, y que en todos los casos, quedan cubiertas con creces.

Muchas veces, el control de accesos en ciertas comunidades de propietarios está siendo absorbida por dispositivos electrónicos, en otras ocasiones, existen tales dispositivos pero no sustituyen las funciones habituales de los conserjes y los porteros, y otras veces, ni existen.

En cualquier caso, la actitud frente a estos dispositivos, debe ser de apoyo a las figuras humanas encargadas de controlar estas funciones, por lo que la labor que desempeñamos actualmente, como gestores de porteros y conserjes que trabajan con calidad y rigor profesional, es de una utilidad indispensable para mejorar y acometer nuevos proyectos en este mismo sentido.

Nos sentimos orgullosos de poder compaginar la tecnología con las funciones primordiales en una comunidad de nuestros conserjes y porteros Madrid, por lo que trabajar con Ireniel se convierte en un cúmulo de nuevas sensaciones, experiencias y gratificaciones que merece la pena vivir y compartir.

TOTAL CONFIANZA EN NUESTROS PORTEROS Y CONSERJES DE MADRID

La experiencia nos dice que si algo funciona, no existe necesidad de cambiarlo, y en ese sentido, somos partidarios de ello.

Esto nos abre varias puertas hacia el éxito, ya que si algo no funciona, lo mejor es comprobar si existen alternativas que si funcionen, y en ese caso, contar con nosotros que compartimos esa filosofía es un verdadero acierto, por otro lado, si algo funciona, siempre se puede mejorar, por lo que también se convierte en una buena oportunidad para nosotros.

Esta forma de pensar es la que hace posible que nuestros conserjes y porteros Madrid sean infinitos en cuanto a profesionalidad, disponibilidad y atención a sus clientes inmediatos.

Sabemos que la confianza que depositamos en todos ellos como parte reindispensable de conserjes y porteros Madrid Ireniel, es devuelta en forma de éxitos y nuevos proyectos en nuevas comunidades de vecinos.

Esa es la actitud que nos define como pioneros en muchas de las acciones que emprendemos, y que a la vez nos hace crecer desde la mutua confianza, y las plenas garantías de éxito y responsabilidad.

 

PRESUPUESTO SERVICIOS DE CONSERJERIA EN MADRID


Ahora puede pedir presupuesto sin compromiso.


CONTACTAR